17.4.11

bafici 2011

Hoy termina el BAFICI, este año no pude ir a tantas películas como suelo en los festivales pero, de todos modos, estuve en algunas.
En primer lugar, quiero resaltar algo muy importante: es el primer festival en el que no hay errores durante la proyección, ni faltan subtítulos, ni se atrasan los horarios (al menos, en mi experiencia). Esto es algo fundamental, al fin este festival empieza a marchar como dios manda! Así, sí.
Ahora, las películas, también creo que fue una gran programación y que se dieron cosas muy excepcionales (una parte muy interesante dedicada a material en súper 8 y pelis "del futuro"). Genial que haya habido un programa de Guzmán, uno de Godard y, personalmente, amé el de Jacques Doillon. Lo único muy molesto sobre las películas es que me quedé afuera del 50% (o más) de las que quería ver. ¡Eso no puede ser, ¿que el primer día de festival ya estén todas las funciones agotadas?! No, señor.
Dejo unas breves reseñitas de las películas que vi, por si tienen oportunidad de visitarlas en algún momento.

La femme qui pleure + La vie de famille (J. Doillon)

La femme qui pleure fue la primer película de Doillon, pero no por eso es un producto inmaduro, todo lo contrario, ya están planteados los temas recurrentes del director (la familia, las relaciones entre padres e hijos, las relaciones de pareja, los triángulos amorosos, el hogar, la ruta) y los fundamentos de su estética. La historia, simple y cotidiana, se deja llevar en escenas muy pulidas y sintéticas unidas por unos fundidos que dan un efecto de "suavidad" a la pasión de este melodrama.




Por otro lado, La vie de famille ya es uno de los productos consagrados de Doillon, con una jovencísima Juliette Binoche, que se atreve a aparecer desnuda en unas cuantas tomas, y otros actores impecables -la nena se roba la película-. Es una especie de predecesora de Somewhere (ya hablamos en este blog de la última de Sofía Coppola), la trama se centra en la relación de un padre y su hijita de 10 años, que es maravillosa pero tortuosa a la vez. Con momentos onda road movie y los mejores diálogos que uno pueda imaginar, la peli impacta y vuelve a arremeter después de horas de haber salido de la sala.



Détective (Jean-Luc Godard)

"Bueno, esta es una de Godard, así que ya se sabe un poco de qué va la cosa". Eso pensaba yo pero salí más sonriente de lo que me esperaba porque la peli es una cosa desopilante. Yo sabía que JLG era capaz de hacer humor pero ¿así? No me lo esperaba. Parodia al género policial, chicasGodard y un acertijo por resolver. Podría haberla vista comiendo pochoclo y no desentonaba, una de Jean-Luc para ver un viernes a la noche; parfait!



31 minutos, la película

Cine infantil o cine para adultos, no vamos a discutir esta cuestión. La cosa es que, otra vez en compañía de mis amigos Juanín Juan Harry, Juan Carlos Bodoque y Tulio Triviño, deliramos en la isla de la malvada Cachirula de los Cachirulos hasta que nos dolieron los abdominales de la risa. Cachirula es una especie de Elvira (TinyToons) de la vida moderna y de Chile, que tiene una colección de criaturitas exóticas en un fancy zoológico. Y para completar su colección rapta a Juanín. Sus amigos van al rescate y se inician en el camino del héroe (del disparate) que tiene un desarrollo muy divertido: con un "estómago de ballena" literalmente hablando, una tribu de nativos muy extraña y aventuras en altamar. ¡¡Gran peli!!



Willian Burroughs, a man within

Un documental sobre Burroughs con entrevistas a todos los grandes: Iggy Pop, Patti Smith, Laurie Anderson y muchos otros genios de la literatura, el rock y el arte actual. Es interesante la extensa recopilación de material de archivo muy zarpado que tienen y los recursos (tiene unas animaciones con alambre del carajo!!) con los que se las arregla para armar un documental en honor al padre del beat que le haga justicia.



Videogramas de una revolución (Harun Faroki y Andrei Ujica)

Una peli ensayística sobre la destitución de Ceausescu en Rumania en el '89, transmite el dolor que puede causarle a un pueblo vivir en el miedo y la alegría de la libertad. Pero también deja ver que bajo esas condiciones el ser humano puede volverse brutal.
Está dividida en dos partes, una primera, deconstructiva y muy analítica sobre la imagen en sí: el campo y el fuera de campo, el encuadre, etc. Y una segunda parte donde se desarrollan algo más "los hechos" y la forma en que esos hechos fueron comunicados. El trabajo, además, es impecable en la construcción de un punto de vista "del pueblo": todas las imágenes son tomadas de registros de la televisión o de camarógrafos aficionados con sus camaritas caseras.

Free counter and web stats