7.7.11

prodigio V.

escena 1

Un caballo hecho de líneas aplanadas recorre hacia el horizonte la textura del campo.
Silencio.
Se escucha un pájaro.
Se escucha el trote del caballo.
En el campo relampaguea. El viento mueve las hojas de los árboles. La tierra tiembla y se desgrana. Los terrones de desprenden del pasto y las patas del caballo se hunden en la despedazada maleza. Se repliega.
El caballo tambalea.
Silencio.
Se escucha una caída.

escena 2

Sale el sol en campo abierto. El horizonte está teñido de rojo. Cantan miles de cotorras, ruidosas con sus picos en alto. Construyen nidos; cacarean gallinas.
Se escucha venir al caballo, cascos.
El cielo clarea, cristalizado por el frío. No parece haber nadie.
Se despierta. El día, como un manto celeste cala en la cama como una clarividencia del sueño.
Se escuchan, amortiguados por el vidrio de la ventana, unos clamores, lejos.
Las crines relucientes se baten al viento, sacuden la tierra reseca.

escena 3

Lo metálico no existe. Hay una mecanicidad en las manos. Palancas. Son máquinas dormidas las que amansan la naranja para molerla.
Jugo. Sed que amaina. Se escucha el líquido que se escurre.
Dulzor impregnado en la mesada.
En el campo, afuera, todavía hay una luz azulada. Se intuye el frío.
Se ve una nube baja.
Silencio.
_____________MAÑANA LLUEVE_____________

Más gotas naranjas aguadas percuten la madera.
Free counter and web stats