26.6.08

I.
Sobre una rama
del abeto
cae
otra resina
azucarada,
un caramelo.
La abuela:
la cacerola:
mira
y recalienta
y revuelve
el cobre.
Anida entre
la cuchara de madera
lacrada con el sello de antaño,
un ridículo escalafón.

4 comentarios:

Lidia P. dijo...

¡Ay nena! ¡Pero que poemas más hermosos!

julia dijo...

como olvidar ese poema de mi primer dia de enerc en el que creo q opine cualquier cosa...

alabada sea, ud, querida bruja adivina!

Palbo dijo...

Cuento breve:

Mr. Firglebinkle me pidió que le cuide la casa hasta que regrese. Me dio un manojo de llaves y me advirtió: nunca utilices la llave dorada, nunca abras la puerta trasera. Cuando volvió, le devolví las llaves intactas.

zuninoyzungri dijo...

UBA: ESCANDALOSO CONCURSO EN LITERATURA LATINOAMERICANA ii, COMO SI NO TUVIERAMOS SUFUCUENTES PROBLEMAS, AHORA, LA TRANSPARENCIA EN JAQUE.

Free counter and web stats