10.3.09

-Cuánto tiempo sobra.


-Las sobras que el tiempo nos deja.


-Las sombras que el tiempo nos deja.


-Y las luces, ¡las luces!


-No, es de noche; las luces son naranjas y de alumbrado público.


-¿No te gusta que el asfalto crezca a cada segundo en la noche y se llene de gente que va como muerta? Hay algo de fantástico, de vivo ahí dentro.


-Hay cinismo, hay miedo, hay un nudo en el fondo de la garganta llagada.


-Pero ese mismo es el dolor que hace que la ciudad viva.


-Pero no vive.

3 comentarios:

gabo dijo...

Vivitos y coleando, así se llamaba ese grupo de clowns alucinados. Hay miedo y nudos por ahí, pero tal vez podamos no hacer de esas cosas instituciones y podamos ir por ahí demoliendo hoteles, con menos preocupaciones, ocupándole la cancha a los desalmados.

Anónimo dijo...

detras de la colina sale el sol!,te espero en el camino verde(c.g)

Adriana Paoletta dijo...

Enorme!
Muchas gracias por este blog
Adriana

Free counter and web stats