10.2.12

L. A. Spinetta, eterno III.

Para ir



Siéntate a ver el día.
Mira que gusto da ver el rayo justo
donde empieza la avenida.
Descálzate en el aire para ir.
No lleves ni papeles;
hay tanta gloria allí que al final
nadie tiene un sueño sin laureles.

Que tu cuerpo, al menos, esté limpio para ir.
Córrete hasta el espacio,
quiero que sepan hoy qué color es
el que robé cuando dormías.
Ya móntate en el rayo para ir.


Free counter and web stats